no1

Las plataformas bioabsorbibles son consideradas la cuarta revolución en la cardiología intervencionista, y nacen con el objeto principal de reducir la tasa de trombosis tardía del stent, la reacción inflamatoria persistente a nivel vascular y la endotelización incompleta de los struts de los stents, todos estos, puntos débiles de los stents liberadores de fármaco (tercera revolución en la cardiología intervencionista).

Otras de las ventajas teóricas de las plataformas bioabsorbibles es la posibilidad de revascularizar el vaso o lesión tratada colocando puentes coronarios en sitios donde previamente se colocó la plataforma así como el seguimiento de las lesiones por angiotomografía coronaria sin presentarse distorsión de la imagen por la presencia del metal.

Esta nueva tecnología otorga la posibilidad de tener una plataforma transitoria a nivel coronario, previniendo el cierre abrupto del vaso y la retracción elástica, lo cual sucede en los primeros minutos tras la intervención, ademas permite la liberación transitoria de una droga antiproliferativa entotelial evitando la hiperplasia neointimal excesiva y por lo tanto la remodelación oclusiva del vaso. Al ser esto, como ya se mencionó, algo transitorio, evita teóricamente las desventajas de los stents metálicos y los polímeros liberadores de fármaco, la cual es principalmente la trombosis del stent.

Actualmente existen diversas plataformas de stents bioabsorbibles, todas ellas en proceso de investigación y van desde stents bioabsorbibles no liberadores de fármaco ( Igaki-Tamai, REVA, stents bioabsorbibles de magnesio) a stents bioabsorbibles liberadores de fármaco, en especifico everolimus (ABSORB).

La plataforma hasta ahora con mejores resultados y más prometedora es el stent ABSORB (Plataforma cuyo material es el PLLA o ácido poliláctico) ya que es la única plataforma con liberación de fármaco (everolimus) con estudios clínicos publicados hasta el momento. Si bien es la única con dichos estudios publicados hay que destacar que no existen por el momento estudios aleatorizados con población suficiente para tener conclusiones al respecto y los únicos estudios disponibles (en especifico la cohorte A del ABSORB) son realizados por la industria farmacéutica con los limites y desventajas implícitas.
El estudio ABSORB II (Dirigido por Patrick Serruys, Renu Virmani y el Mexicano Héctor García García) será el primer estudio aleatorizado con muestra significativa que comparará el stent bioabsorbible liberador de everolimus ABSORB vs el stent liberador de fármaco Xience V. Se espera salga publicado para Julio del 2018 en donde tendremos más detalles acerca de estas nuevas plataformas.

Si bien actualmente ya se encuentra en el mercado (incluyendo México) el stent mencionado (ABSORB BVS™) por el momento no existen los datos suficientes para recomendarse el uso de este tipo de plataformas y se deberá esperar resultados concluyentes basados en evidencia para determinar cual es la población de pacientes que se beneficiará de su uso y en que circunstancias especificas.

Con lo ya mencionado antes, considero que estas plataformas revolucionarán nuevamente la cardiologia intervencionista en una forma significativa, sin embargo aún no es el momento de su uso indiscriminado y hay que esperar mejores resultados y mejores diseños de plataformas.

Fuente: http://cardiodata.org/blog/?p=2765

2017 © Copyright - Todos los Derechos Reservados.

Desarrollado por PubliSites.